ácido hialurónico en odontología

El uso del ácido hialurónico en odontología, ¿qué aplicaciones tiene?

Publicado el 09 enero, 2019 en Estética dental

Inocuos y poco invasivos, los tratamientos a base de ácido hialurónico constituyen en la actualidad una de las soluciones más efectivas a diferentes problemas estéticos. Además, al tratarse de una sustancia reabsorbible, sus efectos estéticos son totalmente reversibles.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Se trata de un componente natural del líquido sinovial de las articulaciones a las que proporciona capacidad de amortiguación y lubricación. Por su capacidad para potenciar la reparación y renovación celular de la piel, este polisacárido es empleado ampliamente en el aumento de labios y el relleno de arrugas faciales. En la actualidad, además se utiliza en otras aplicaciones. En el caso de la odontología, el ácido hialurónico puede emplearse con diversos fines.

¿Qué aplicaciones tiene el ácido hialurónico en odontología?

Los usos y aplicaciones del ácido hialurónico cada vez son mayores, también en odontología. En la actualidad, esta sustancia se utiliza en los siguientes casos.

Ácido hialurónico para regenerar las encías y la mucosa bucal

El ácido hialurónico favorece la regeneración tisular de encías y mucosa bucal. Además, en cirugía bucal, el uso de esta sustancia facilita el proceso de cicatrización de las heridas, impidiendo, además, que microorganismos y agentes irritantes entren en contacto con la herida. Esto, a su vez, disminuye el riesgo de infección tras una intervención quirúrgica odontológica.

Por otra parte, el ácido hialurónico puede ser empleado en estética bucal para rellenar las papilas interdentales ayudando a disimular los pequeños triángulos negros que se forman entre los dientes.

Ácido hialurónico para mejorar la disfunción de la articulación temporomandibular

La aplicación intraarticular de ácido hialurónico en personas con disfunción de la articulación temporomandibular (un trastorno que afecta al aparato masticatorio y que reduce la calidad de vida de quien lo sufre) mejora la función y disminuye el dolor gracias a la lubricación y consiguiente reducción del desgaste articular que proporciona esta sustancia. De la misma forma, debido a su acción mecánica, el ácido hialurónico actúa disminuyendo los niveles de los mediadores de la inflamación.

Ácido hialurónico en medicina estética facial

Por otra parte, como avanzábamos al comienzo del artículo, el ácido hialurónico puede mejorar enormemente la definición y el perfil labial, ayudando a redefinir el surco nasolabial y rellenando las arrugas periorales. Además, el ácido hialurónico puede servir para tratar las comisuras labiales de la boca, proporcionando una expresión más alegre y para aumentar el volumen de los labios en el caso de que existan asimetrías.

Si estás pensando en beneficiarte de alguna de las aplicaciones del ácido hialurónico en odontología, en Clínica Dental Barcelona podemos ayudarte a conseguir los resultados que buscas. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso y te explicaremos todo lo que podemos hacer por ti.