frenillo

Frenillo: su función, problemas dentales y cómo actuar

El frenillo, un pequeño pedazo de tejido que se encuentra en la boca, juega un papel esencial en nuestra salud bucal. Desde Clínica Dental Barcelona, explicaremos en qué consiste, su función, los problemas dentales que puede causar, y cómo actuar en caso de complicaciones.

¿Qué es el frenillo?

Se trata de un pliegue de tejido que conecta dos estructuras anatómicas en la cavidad bucal, siendo el más conocido el frenillo labial y el frenillo lingual. El labial se encuentra en la parte superior de la boca y conecta el labio superior con las encías, mientras que el lingual une la lengua con el suelo de la boca.

Funciones del frenillo

El frenillo cumple varias funciones importantes en la cavidad bucal, tales como:

  • Movilidad lingual: El frenillo lingual permite la movilidad de la lengua, lo que es esencial para la articulación de palabras y la función de tragar de manera efectiva.
  • Estabilidad labial: El frenillo labial ayuda a mantener el labio superior en su lugar, lo que es crucial para crear una barrera adecuada entre los dientes y los labios.
  • Masticación y deglución: Ambos frenillos desempeñan un papel vital en la masticación y la deglución de los alimentos.

Problemas dentales relacionados con el frenillo

A pesar de su importancia, los frenillos pueden causar problemas dentales en algunos casos. Uno de los problemas más comunes es la formación de diastemas.

El frenillo labial puede causar la formación de diastemas, especialmente entre los incisivos centrales superiores, conocidos como los «dientes delanteros». Cuando el frenillo labial es demasiado largo o se inserta demasiado bajo en la encía, puede ejercer una fuerza constante sobre los dientes frontales, separándolos gradualmente. Esto crea espacios visibles entre los dientes, lo que se conoce como diastemas.

Los diastemas pueden ser estéticamente indeseables y causar problemas funcionales. Además, pueden atrapar partículas de alimentos y dificultar la limpieza adecuada de los dientes, lo que aumenta el riesgo de caries y enfermedades periodontales.

Cómo actuar ante problemas de frenillo

Cuando se presentan problemas dentales relacionados con el frenillo, es importante tomar medidas adecuadas para abordarlos. A continuación, se describen algunas opciones disponibles:

  • Consultar con un ortodoncista: Si hay una separación anormal entre los dientes, un ortodoncista es el especialista adecuado para evaluar la situación y proponer un plan de tratamiento. En algunos casos, se puede optar por un tratamiento ortodóntico, como la colocación de brackets, para cerrar el espacio entre los dientes. También se pueden colocar carillas para tapar ese hueco.
  • Frenectomía: Es un procedimiento quirúrgico que implica la eliminación total o parcial del frenillo labial o lingual. Este procedimiento se realiza generalmente bajo anestesia local y es relativamente sencillo. La eliminación del frenillo labial se lleva a cabo en casos de diastemas significativos o cuando el frenillo está causando molestias a nivel funcional.
  • Terapias del habla y alimentación: En algunos casos, un frenillo lingual corto o tenso puede dificultar el habla o la alimentación, especialmente en bebés y niños pequeños. En estos casos, se puede optar por terapia del habla o terapia de alimentación, dirigida por un terapeuta del habla o un especialista en trastornos de la alimentación, para ayudar a superar las dificultades.
  • Cuidado oral adecuado: Independientemente de la acción tomada, es esencial mantener una buena higiene bucal para prevenir problemas dentales adicionales. Cepillarse los dientes dos veces al día, usar hilo dental regularmente y programar revisiones dentales periódicas son prácticas fundamentales para la salud bucal en general.

Si quieres saber más o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *