implantes cigomáticos

Implantes cigomáticos: ¿Cómo son?

En el mundo de la odontología, los avances tecnológicos y las investigaciones constantes han llevado al desarrollo de diversas técnicas y procedimientos para abordar la pérdida dental. Entre estas innovaciones, los implantes cigomáticos se han destacado como una solución eficaz y revolucionaria para aquellos pacientes que enfrentan desafíos particulares en la colocación de implantes dentales convencionales. Hoy, desde Clínica Dental Barcelona os contamos sobre ellos.

¿Qué son los implantes cigomáticos y en qué se diferencian de otros implantes?

Se trata de dispositivos diseñados para abordar la falta de hueso maxilar, una situación que puede surgir debido a la pérdida dental severa y la reabsorción ósea.

A diferencia de los implantes convencionales, que se insertan en el hueso maxilar, los cigomáticos se anclan en el hueso cigomático, proporcionando una base sólida y estable para la colocación de prótesis dentales.

La principal diferencia radica en la ubicación del punto de fijación. Mientras que los implantes tradicionales requieren una cantidad significativa de hueso para garantizar una sujeción adecuada, estos permiten evitar la necesidad de injertos óseos en casos de pérdida extensa de hueso en la mandíbula superior.

¿En qué consisten y cómo funcionan los implantes cigomáticos?

El procedimiento para su colocación implica la fijación de los implantes en el hueso cigomático, que es más resistente y menos propenso a la reabsorción que el hueso maxilar. Este proceso se realiza bajo anestesia general o local avanzada, asegurando la comodidad del paciente durante todo el procedimiento.

La clave de su éxito radica en su capacidad para aprovechar la estructura ósea disponible, incluso en casos en los que la cantidad de hueso maxilar es insuficiente para los implantes convencionales. La técnica implica la inserción de los implantes en un ángulo específico, maximizando la sujeción y distribución de la carga para garantizar la estabilidad a largo plazo.

Ventajas de los implantes cigomáticos

Algunas de ellas son:

  • Evitan injertos óseos: La principal ventaja es su capacidad para sortear la necesidad de injertos óseos, lo que reduce significativamente la complejidad y el tiempo del tratamiento. Esto los convierte en una opción viable para pacientes que de otro modo no serían candidatos para implantes dentales.
  • Rápida recuperación: Al minimizar la necesidad de intervenciones adicionales, como injertos óseos, los pacientes experimentan una recuperación más rápida y una reducción en la incomodidad postoperatoria. Esto permite a los pacientes volver a su rutina diaria con mayor rapidez.
  • Estabilidad mejorada: La conexión con el hueso cigomático brinda una estabilidad excepcional a los implantes. Esta característica es esencial para el éxito a largo plazo de los implantes dentales, ya que garantiza una base robusta para las prótesis, mejorando la funcionalidad y la estética.
  • Resultados estéticos y funcionales: No solo proporcionan una solución funcional, sino que también ofrecen resultados estéticos excepcionales. Al restaurar la altura facial y la proyección de los dientes, estos implantes mejoran la apariencia facial del paciente de manera significativa.

En conclusión, los implantes cigomáticos representan una opción innovadora y efectiva en el ámbito de la odontología, especialmente para aquellos pacientes que enfrentan desafíos relacionados con la pérdida extensa de hueso maxilar. Con su capacidad para eludir la necesidad de injertos óseos y su enfoque en la estabilidad y la estética, estos implantes han revolucionado la forma en que abordamos la rehabilitación oral, brindando a los pacientes una solución integral y exitosa.

Si quieres saber más o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *