beneficios del agua para la salud bucodental

Beneficios del agua para la salud bucodental: Conócelos

El agua es un elemento fundamental para la vida y para nuestra salud, ya que somos en gran parte agua. Es por ello que existen muchos beneficios del agua para la salud bucodental. Desde Clínica Dental Barcelona os los contamos.

La importancia del agua para la salud bucodental

Abrir un grifo y obtener toda el agua que se necesita puede llevar a cualquier persona a olvidarse de lo importante que es y el privilegio que es disponer de ella con tanta facilidad. Por un lado, este líquido es imprescindible para mantener una higiene adecuada. Cuando está limpia, sirve para lavarse las manos y el cuerpo, evitando adquirir o contagiar enfermedades. Pero los beneficios van mucho más allá.

El agua es el líquido más beneficioso que se puede ingerir. Sin él, la vida sería imposible. Incluso cuando el consumo de líquidos proviene de otras fuentes, es necesario que se consuma agua. Es la que mayor capacidad hidratante tiene y la más sana de todas: no aporta calorías, mejora la circulación sanguínea, nutre las células, neutraliza algunas sustancias nocivas y limpia el organismo. Pero no hay que olvidar la importancia del agua para la salud bucodental.

Cuando uno se lava los dientes y se enjuaga con agua, la gran mayoría de las impurezas son arrastradas al exterior. Si estas se quedasen en la boca, se iniciarían algunos procesos poco beneficiosos. Por ejemplo, se comenzaría un proceso de descomposición que alimentaría a las bacterias que atacan a los dientes. También se producirían infecciones que afectarían a la encía, provocando graves problemas de salud bucal.

Como el agua no contiene químicos, salvo los utilizados para su purificación que desaparecen con el contacto del aire, no deteriora las barreras naturales de los dientes. Tampoco cambia la composición de la saliva e incluso ayuda a regularla. Y algo más que hace el agua al utilizarla en la higiene bucal es que estimula la producción de más saliva.

Pero no solo es buena por lo que provoca en la boca, también por lo que produce en el organismo. Por un lado, mejora la circulación sanguínea, por lo que la encía y el interior de los dientes reciben más sangre y nutrientes, lo que los hace más fuertes. Las células se regeneran más rápido y todos los procesos mejoran.

No hay que olvidar la importancia del agua

Es bueno recordar que el agua no solo vale su precio económico. Es un recurso vital del que hay que hacer un uso responsable. Cada minuto que se pasa con el grifo abierto se pierde un bien valioso. ¿Por qué? Porque se quita de su lugar, privando de sus beneficios al ecosistema, generando espacios áridos y causando la desaparición de algunas especies de la flora y la fauna. Además, es canalizada a un lugar en el que se mezcla con suciedad, quedando contaminada. No se debe abusar de este privilegio.

El consumo responsable es la mejor herramienta para aprovecharse de lo que aporta el agua. Esto incluye no derrocharla, pero también consumirla y utilizarla con moderación para mantener una buena higiene.

Ahora que conoces los beneficios del agua para la salud bucodental, te recomendamos que bebas al menos dos litros de agua al día. Estos no se deben sustituir por otras bebidas, aunque sí se pueden complementar con infusiones, caldos, lácteos y otros alimentos que la contienen. También es muy importante que la utilices para limpiar la boca después de las comidas. Enjuágate bien con ella después del cepillado para asegurarte de que no se quedan restos que puedan resultar nocivos.

Si precisáis más información no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.