sensibilidad dental

Sensibilidad dental por los helados y refrescos

Publicado el 29 julio, 2020 en Molestias

Durante los meses de verano, uno de los mayores placeres de los que podemos disfrutar es tomar un buen helado o compartir un refresco fresquito en una terraza con amigos. Sin embargo, hay un problema bastante frecuente con el que nos encontramos en estas circunstancias: la sensibilidad dental.

Seguro que alguna vez has notado esa desagradable sensación de frío y dolor en el un diente al morder un helado, o cuando un hielo a rozado una zona sensible de tu boca. Es una sensación indescriptible y tan desagradable que nos hace ir con mucho cuidado cuando queremos deleitarnos con uno de estos manjares.

La sensibilidad dental es una molestia habitual, pero tiene solución. En el artículo de hoy, en Clínica Dental Barcelona, vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre ella, por qué se produce y cómo podemos evitarla.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental es una sensación de molestia, o incluso dolor cuando mordemos o rozamos algo frío con dientes o muelas. Esta puede producirse tanto por el frío como por el calor, aunque es la primera la causa más habitual.

El gran problema de tener hipersensibilidad en los dientes, además de lo molesto que pueda resultar, es que puede esconder dolencias más importantes. Por eso, si notamos este doloroso cosquilleo al comer un helado, es recomendable acudir al dentista para averiguar las causas.

Causas de la sensibilidad dental

Tener los dientes sensibles puede ocurrir por diferentes causas. Lo más habitual es la retracción en las encías o un desgaste importante en el esmalte dental.

Cuando las encías quedan al descubierto, lo hacen también una gran infinidad de pequeños nervios que, en contacto con el frío o el calor, envían una señal de alarma al cerebro. Este, ante el problema, reacciona produciéndonos dolor.

Problemas de la sensibilidad dental

Tanto el desgaste del esmalte de los dientes como la retracción gingival pueden derivar en problemas graves para tu salud bucodental. Tener un esmalte debilitado hace al diente mucho más propenso a la aparición de caries. Así mismo, la retracción gingival puede terminar en infecciones, o incluso en la pérdida de piezas dentales.

Afortunadamente, si acudimos de forma temprana al dentista, la sensibilidad puede tratarse con éxito y se pueden corregir los problemas que la hayan causado.

Las revisiones dentales son muy importantes para detectar anomalías en nuestra salud bucodental. Por supuesto, si sentimos cualquier molestia o dolor, también debemos acudir de inmediato al dentista.

Tratamiento contra la sensibilidad dental

Como comentábamos, en primer lugar, lo principal es acudir al odontólogo para descubrir las causas del dolor en los dientes. Dependiendo de las causas de la sensibilidad dental, nuestro dentista optará por una u otra solución.

En ocasiones, es posible que con un tratamiento de flúor se pueda resolver el problema de manera sencilla. El dentista puede, así mismo, recetar fórmulas específicas para aliviar las molestias mientras el tratamiento hace efecto.

En Clínica Dental Barcelona somos especialistas en tratar problemas de encías, por lo que si lo que estás sufriendo es una retracción gingival, no dudes en contactarnos. Los problemas periodontales tienen solución cuando se actúa de forma temprana.

Si tienes alguna pregunta no dudes en llamarnos. Estamos todo el verano para atender tus necesidades y problemas odontológicos.