problemas bucales comunes en verano

Problemas bucales comunes en verano

Publicado el 22 julio, 2020 en Prevención

Por fin ha llegado el calor. Las vacaciones nos esperan a la vuelta de la esquina y las ganas de descanso y disfrutar con amigos y familia se han hecho más necesarias que nunca este año. Sin embargo, no nos olvidemos de nuestros dientes, caries, bacterias y otros patógenos no descansan en la etapa estival. ¿Quieres saber cuáles son los problemas bucales comunes en verano? ¡No te pierdas el siguiente artículo!

¿Cómo afecta el verano a los problemas bucales?

Pues sí, por increíble que parezca, el verano es una de las épocas en las que más problemas bucodentales aparecen. ¿Quieres saber por qué? No es que el calor tenga nada que ver con la proliferación de caries o de enfermedades periodontales; sin embargo, es la canícula el periodo en el que más sufre nuestra boca.

Seguramente te preguntes a qué puede ser debido. Te lo vamos a explicar enseguida. No es ningún misterio, ni se trata de una conspiración, sino de una cuestión de lógica.

A lo largo de todo el año seguimos unas rutinas firmes que nos hacen llevar un día a día ordenado. Tenemos rutinas de horario, de trabajo, de comidas, de higiene y de tantas actividades con las que ocupamos nuestro tiempo.

Llegadas las vacaciones, el cuerpo y la mente nos piden un descanso. Y es en esta relajación tan merecida que nos tomamos donde reside el problema que afecta a nuestra boca.

¿Cuáles son los problemas bucales comunes en verano?

Durante el verano, pero sobre todo, a la vuelta de vacaciones, los dentistas observamos un aumento de ciertos problemas bucodentales:

  • Caries.
  • Desgaste del esmalte dental.
  • Rotura de dientes.
  • Aumento de placa bacteriana.
  • Halitosis.
  • Problemas periodontales.
  • Traumatismos.

¿A qué se deben los problemas bucales en verano?

Como ya hemos comentado anteriormente, la relajación es una de las principales causas de los problemas de salud dental durante el verano. Estando de vacaciones es más común despistarse a la hora de seguir una correcta higiene, ya por olvidar lavarse los dientes o por no pasarse el hilo dental.

En vacaciones comemos fuera de casa con mayor asiduidad. Esto hace que la higiene bucal sea más escasa, ya que no todas las personas llevan un estuche con su cepillo de dientes al restaurante. Así mismo, en estas comidas, se suele beber más alcohol del habitual y comer postres azucarados.

El alcohol y el azúcar son dos grandes enemigos de dientes y encías, por lo que las vacaciones, dan rienda suelta a las bacterias para acomodarse en nuestra boca y socavar la salud oral.

Otro elemento que juega en contra de la salud de nuestros dientes es el cloro de las piscinas. Seguramente, es algo que nunca te habías parado a pensar, pero la desinfección de las aguas recreativas puede cambiar el pH de la saliva y afectar de forma negativa al esmalte de los dientes.

También, en vacaciones realizamos más actividades recreativas, hacemos más deporte y nos movemos más. La falta de práctica, o el simple hecho de aumentar la actividad suele conllevar mayor riesgo de caídas o golpes en la boca. Los traumatismos son una de las primeras causas de consultas odontológicas de urgencias durante el verano.

En Clínica Dental Barcelona te recomendamos no descuidar tu higiene dental este verano. Recuerda que tus dientes merecen ser cuidados durante todo el año. Si tienes cualquier problema durante tus vacaciones, puedes contactarnos; y si no, te esperamos a la vuelta para una revisión. ¡Feliz verano!