blanqueamiento dental

Luce sonrisa este verano con un blanqueamiento dental

Publicado el 20 junio, 2018 en Estética dental, Tratamientos

En verano aparecemos más públicamente y, de igual manera que nos volvemos fanáticos de la operación bikini, también queremos mejorar nuestros dientes y lucir una sonrisa más bonita y limpia. Por eso, ahora que nos adentramos en el verano, la demanda de un blanqueamiento dental aumenta considerablemente.

Pero ¿qué es un blanqueamiento dental exactamente?

Se trata de un procedimiento cuyo objetivo es aclarar las manchas que se forman en la dentina y en el esmalte de los dientes, reduciendo así el tono original de la dentadura para darle un color más blanco.

Cabe destacar que el blanqueamiento no afecta al diente y que se trata de una técnica segura, eficaz e indolora. Además, ni altera la estructura del esmalte ni aumenta la sensibilidad.

¿Y qué tipos de blanqueamientos existen?

Mediante fotoactivación

Es una de las técnicas más avanzadas. Las encías se protegen cuidadosamente para, después, aplicar un gel de peróxido de hidrógeno. El componente de este gel es el que contiene los agentes blanqueadores y reacciona a la luz fría. De ahí que el procedimiento se llame «fotoactivación«, ya que se debe aplicar la fuente de luz fría, LED, para empezar a blanquear.

Los resultados pueden notarse en una sola sesión, de forma que la rapidez es uno de sus máximos beneficios. Otra ventaja es que el peróxido no es abrasivo y no afecta al esmalte.

En casa

Blanquearse los dientes en casa no es sinónimo de no acudir al dentista. Al contrario: es necesario llevar a cabo un análisis previo junto a un profesional, ya que no se recomienda en caso de caries o exceso de sarro. Además, el odontólogo ha de confeccionar unas férulas personalizadas sobre las que se colocará el gel blanqueador.

Siguiendo las instrucciones recomendadas, la persona colocará las férulas durante un tiempo concreto y, en algunos casos, podrá combinarlo con una fuente lumínica.

Por comodidad, efectividad y facilidad de aplicación, este es el procedimiento que más suele emplearse. Si bien los resultados pueden tardar más en aparecer, no son menos efectivos que el tratamiento de fotoactivación.

Blanqueamiento mixto

Como su nombre indica, esta técnica combina el blanqueamiento mediante fotoactivación y el blanqueamiento en el domicilio. Es muy recomendable en dientes considerablemente descoloridos, ya que sus resultados son más efectivos al combinar ambas técnicas. Tras un análisis previo, es posible completar el blanqueamiento fotoactivo en el propio domicilio con la aplicación de las férulas personalizadas.

Se trata de una técnica bajo supervisión, segura y realmente efectiva. Los resultados pueden observarse a las dos semanas de haber empezado y su duración suele ser más extensa, pues combina los beneficios de los dos procedimientos anteriores.

Blanqueamiento interno

Indicado para dientes no vitales, es decir, que han perdido el nervio por una caries o un traumatismo. En este caso se aplica un gel dentro de la corona del diente y el especialista accede al interior de este sin anestesia -si no hay nervio, no hay dolor-. Entre sesión y sesión (normalmente una a la semana) el diente irá recuperando la tonalidad acorde con el resto de las piezas.

En conclusión

Ya has visto que muchos tipos de blanqueamientos están a tu alcance para que luzcas una preciosa sonrisa este verano. Lo más recomendable es que acudas a los expertos para decidir cuál se adapta más a tu situación.

¿Te has convencido ya? ¡Ponte en contacto con nuestra Clínica Dental Barcelona y presume de sonrisa!