remedios para el dolor de muelas

Dolor de muelas, ¿qué cosas pueden ayudarme a aliviarlo?

Publicado el 28 noviembre, 2018 en Molestias

Pocas cosas pueden llegar a ser tan molestas como un dolor de muelas. Se trata de un dolor intenso que aparece en la mandíbula y que, a menudo, si no se ataja, se extiende a otras áreas como el oído o la cabeza. Cuando aparece de repente, resulta esencial acudir al odontólogo para identificar la causa e iniciar un tratamiento que vaya a la raíz del problema. Pero ¿qué podemos hacer cuando no tenemos la posibilidad de acudir al dentista de inmediato? Nuestra recomendación es que apliques estos remedios caseros para el dolor de muelas mientras esperas a tu cita con el dentista.

Cómo aliviar el dolor de muelas

Ante cualquier molestia en tus dientes, debes acudir a un especialista para que examine tu boca y determine la causa del problema. Mientras tanto, pon en práctica estas medidas para quitar el dolor de muelas:

  1. Aplicar frío sobre la cara en la zona afectada. Esto actuará como un anestésico local. Puedes poner el hielo envuelto en una tela o gasa y aplicarlo sobre la mejilla dolorida (nunca pongas el hielo directamente sobre la cara ya que esto podría dañar tu piel).
  2. Limpia tus dientes en profundidad. Asegúrate de eliminar cualquier resto de comida de tus dientes (haciendo hincapié en la muela afectada) utilizando hilo dental. Esto disminuirá la presión sobre el diente y ayudará a que el dolor disminuya.
  3. Enjuágate con sal y agua tibia. Además de ayudarte a limpiar bien tu boca, los enjuagues bucales con sal y agua tibia te servirán para combatir los microorganismos que ocasionan el dolor. Puedes hacer los enjuagues varias veces al día, cada vez que sientas molestias.
  4. No tomes alimentos muy calientes o muy fríos. Si estás experimentando dolor de muelas, que tus comidas sean de consistencia blanda y los alimentos que ingieras estén templados. Comer cosas muy frías o muy calientes solo hará que tu muela sufra más.
  5. Duerme sobre el otro lado. Como resulta lógico, acostarse sobre el lado dolorido solo hará que aumente la presión sobre la muela afectada haciendo que el dolor y las molestias se incrementen. Al acostarte, hazlo apoyando el otro lado de tu cara sobre la almohada.
  6. No fumes. El tabaco aumenta la inflamación y esta, a su vez, hace que se incremente el dolor. Además, al succionar también aumentarán las molestias, por lo que es importante que evites fumar mientras tienes dolor de muelas.
  7. Acude al odontólogo. Puedes paliar las molestias con cualquiera de los remedios para el dolor de muelas anteriores, pero necesitarás que te vea un odontólogo para ponerle una solución definitiva. Si, además existe pus en el área afectada o hay un sangrado frecuente, debes acudir lo antes posible.

Si estás experimentando molestias o dolor de muelas, en la Clínica Dental Barcelona podemos ayudarte a poner solución a tu problema. Pide cita con nosotros sin compromiso y te explicaremos qué podemos hacer por ti.