Sol: También es beneficioso para los dientes

Para muchas personas el verano es su estación favorita del año. Es lógico, ya que se asocia a muchas cuestiones positivas, como temperaturas más altas, días más largos, más tiempo libre y la llegada de las esperadas vacaciones. Desde Clínica Dental Barcelona queremos centrarnos en un tema que quizás no es muy conocido. Os contamos cómo el sol resulta beneficioso para los dientes.

¿Cómo beneficia el sol a los dientes?

Decir que el sol es esencial para la vida resulta tan cierto como obvio. Todo el mundo sabe que es clave para disponer de oxígeno o de alimento, pero también para sintetizar una vitamina tan importante como la D, que es vital para el ser humano.

Esta vitamina es fundamental para el organismo y en especial para fortalecer los huesos. Unos huesos en buenas condiciones favorece que los dientes se mantengas bien sujetos. Como sabes, el resto de las vitaminas y nutrientes en general hay que consumirlos por medio de los alimentos, pero la vitamina D es diferente.

La vitamina D la produce el mismo organismo cuando se expone al sol. Algunos alimentos contienen cantidades mínimas y también es posible tomar un suplemento, pero la mejor manera de conseguir esta vitamina es de forma natural.

La vitamina D se puede conseguir durante todo el año, pero como es lógico es más sencillo en verano. Es necesario ciertos minutos de exposición, como veremos más adelante. Además, se debe tomar el sol durante esos minutos sin protección y dejar al aire una extensión considerable de piel, como brazos o piernas.

En verano obtendrás con más facilidad los rayos de sol que necesitas, pero es importante que cuides especialmente tus dientes durante esta época del año. Las vacaciones llevan a que se descuide la alimentación y el calor puede hacer que tomes más bebidas azucaradas, que en realidad no calman la sed como el agua, pero que resultan muy apetecibles y dañan los dientes.

No olvides que no debes tener la boca seca, ya que la saliva es muy importante para proteger tu boca de la caries. La razón es que contribuye a eliminar los azucares y mantiene el pH adecuado en la propia boca.

Volviendo a lo importante que resulta la vitamina D para tus dientes y por ende el sol, debes tener en cuenta que el esmalte dental está formado por calcio y fosfatos y la vitamina D es esencial para que el cuerpo pueda absorber dichos nutrientes.

Además, muchos expertos muestran que un déficit de vitamina D incide en el desarrollo de enfermedades de las encías. Además, su carencia puede llevar a que los implantes dentales no se desarrollen de la manera adecuada.

¿Cuánto tiempo debes tomar el sol cada día para cuidar tus dientes?

Debes tener en cuenta que el tiempo que debes permanecer al sol para sintetizar la cantidad de vitamina D que necesitas depende de varias cuestiones. Por ejemplo, los niños realizan mejor este trabajo que los adultos. La hora a la que te expongas también es importante, así como tu localización o tu tipo de piel. Sin embargo, podemos decir que con estos tiempos será suficiente:

  • De 10 a 20 minutos en primavera y en verano, tres o cuatro veces a la semana,
  • Unos 30 minutos en otoño e invierno, también tres o cuatro días a la semana.

Recuerda que es mejor tener los brazos o las piernas al aire y que no hay que utilizar protección solar, ya que, si lo haces, tu piel no absorberá los rayos de sol.

Ahora que ya sabéis lo importante que resulta el sol para vuestros dientes, no dejéis de aprovechar este recurso natural. Para cualquier problema o consulta, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.