tipos de empastes dentales

¿Qué tipos de empastes dentales existen?

Publicado el 18 septiembre, 2019 en Tratamientos

Antiguamente, cuando una pieza dental se estropeaba debía extraerse. Por eso, muchas personas esperaban a ir al dentista hasta que no les quedaba más remedio. Hoy en día, los tratamientos están enfocados hacia la conservación de los dientes siempre que sea posible. Vamos a ver qué tipos de empastes dentales existen y para qué se utilizan.

 

Tipos de empastes dentales

El empaste es una técnica por la cual se rellena el hueco de una muela o diente después de haber eliminado una caries. Es importante haber eliminado la lesión por completo antes de colocarlo para que la pieza dental quede sana.

Los diferentes tipos de empastes dependen del material que se utilice para rellenar ese hueco.

 

Empaste de amalgama de plata

Son un tipo de empaste con una gran resistencia y durabilidad. Esta es la gran ventaja de los empastes de amalgama de plata que pueden, además, llegar a durar toda la vida. La desventaja principal es que su color oscuro difiere mucho de la pieza original, por lo que no son una opción muy estética. Se recomiendan en molares grandes que no están a la vista.

 

Empaste de oro

El oro es un material altamente resistente y mucho más duradero que la amalgama de plata. Sin embargo, su precio es bastante superior. Además, su color hace que el resultado final no sea nada natural.

 

Empaste de composite

Los empastes de composite, también conocidos como resina son una de las alternativas más utilizadas por los dentistas. Este tipo de material tiene diversas ventajas, como su precio asequible y su tonalidad natural, que permite ofrecer un resultado totalmente estético al paciente. La resina se moldea con facilidad, por lo que puede esculpirse y adaptarse perfectamente a la forma del diente. Sin embargo, el composite no es tan resistente y duradero como las amalgamas de plata o los empastes de oro.

 

Empaste de porcelana 

La porcelana es un material altamente resistente, con una vida útil muy superior al composite. Además, desde el punto de vista de la estética dental, al poseer diferentes tonalidades puede adaptarse perfectamente al color del diente del paciente. La desventaja es el precio, ya que es más elevado que el del composite.

 

Cómo se ponen los empastes dentales

Los empastes son un procedimiento sencillo que no suele llevar más de 40 minutos. En primer lugar, el dentista debe determinar el alcance de la caries y su localización; si tiene dudas, puede recurrir a los rayos X para comprobar si el nervio se ha visto afectado.

A continuación, el odontólogo procederá a aplicar la anestesia (si es necesaria) y seguirá con la limpieza de la zona. Para ello eliminará el tejido con caries por completo.

En el hueco resultante es dónde se debe aplicar el material de relleno: amalgama, composite, oro o porcelana. Cada paciente puede decidir sobre la mejor opción en su caso, ya que no hay un material mejor que otro.

A continuación, una vez se ha secado el material de relleno, se procede al pulido. Mediante una prueba que se realiza mordiendo un marcador, se lima el empaste para que la oclusión sea funcional.

Los empastes dentales suponen una gran ventaja en cuanto a la odontología conservadora. Siempre que una caries se detecta a tiempo existe la posibilidad de eliminarla y colocar el empaste. Por eso, no olvides acudir a tus revisiones periódicas y, si tienes cualquier molestia en la boca, visita nuestra clínica.

 

En Clínica Dental Barcelona encontrarás profesionales experimentados y especializados en cada una de las áreas de la odontología. Llámanos sin compromiso y resolveremos todas tus dudas.